Twitter icon
Facebook icon

Turismo

Pozo del pescado San Francisco Solano

El manantial milagroso “Pozo del Pescado”, se encuentra a 3 km de la ciudad de Trancas, su historia narra que de este lugar broto agua cuando  San Francisco Solano hundió su bastón en el suelo  hace casi 400 años.

La tradición cuenta que san Francisco Solano Intercede en tres pedidos que le hagan a las personas que lo visitan por primera vez. Una cuerda que pende desde el campanario de la pequeña capilla incita al recién llegado a jalar de ella y a seguir la vieja costumbre. A pocos metros, brota el manantial de agua bendita que desborda hacia una zona más baja y forma una extensa laguna que se pierde debajo de los árboles. En la superficie se multiplican manchones de verde intenso: es berro.            
A sólo 78 kilómetros al norte de la capital, se esconde entre solitarios paisajes el único lugar de Tucumán con la impronta de un santo. Francisco Solano había venido de España para evangelizar a los indígenas de América en 1590.   
La propiedad está cercada y asegurada con un portón de madera, aunque sin candado. Apenas se ingresa a la finca, se sigue por un largo camino que desemboca en la capilla donde está la imagen del Santo. 
Exvotos, chupetes, escarpines, cuadernos infantiles, viejas fotos y hasta una larga melena son testimonios de los favores concedidos. Un hábito franciscano de niño, ya polvoriento, pende de un gancho. A la izquierda, hay unas escalinatas de piedras que conducen al célebre pozo. Este es rectangular, de unos 2,5 metros por 1,5 metros, y su borde está a nivel del suelo. Por cuatro caños gruesos fluyen, en forma abundante y permanente, chorros de agua cristalina. Aunque hace frío, el líquido es casi tibio.   
"Dicen que el agua está bendita. Haga la prueba: llene una botella de plástico y téngala diez años o más. Cuando la abra, va a ver que el agua no se pudre, está tan limpia como cuando la sacó".

 

 

Iglesia Histórica de Villa Vieja

El templo histórico de Villa Vieja se encuentra a 1 km de la Ciudad de Trancas, un monumento que sorprende por la belleza e historia que gira alrededor de sus paredes.

En este templo descansan los restos del general Bernabé Aráoz, primer gobernador de Tucumán y héroe de la emancipación nacional. Dos imágenes en sus cureñas de procesión reciben al visitante. La más antigua es la de San Francisco Solano, entronizada en una fiesta de 1894. La otra es una antigua de El Nazareno.             
De estilo colonial, con techos de tejas, el templo es el único edificio que queda en pie del antiguo pueblo de Trancas. Fue construido alrededor de 1700 por los jesuitas, 1ª Iglesia Parroquial de la Villa de Trancas. Era paso para los viajeros a Salta. Fue escenario de las Guerras por la Independencia y de las guerras civiles.

 

 

Balneario El Boyero

 

Un camping a solo 70 km de la Ciudad de San Miguel de Tucumán, un lugar único por su tranquilidad y fuera de peligro para sus visitantes grandes y pequeños. Este hermoso paraje está ubicado a 2 km al este de la Ciudad de trancas, su agua templada, cristalina y su lecho del rio de arena brindan a todos un lugar placentero y seguro,., se ubica en el margen oeste del ríos Salí y hoy le ofrece a sus visitantes sanitarios instalados, luz eléctrica, agua potable, quinchos, merenderos, asadores y hornos, todos enmarcados en un lugar tranquilo, arbolado, con un hermoso espejo de agua cristalina para compartir en familia o amigos.

A el Balneario el Boyero se puede acceder por ruta nacional  Nº9 a la altura del kilometro 1366 y por la ruta provincial 310 desde la Ciudad de trancas.